Saltar al contenido

Interesa en Dubái cocina colimota – El Noticiero de Manzanillo

enero 13, 2021

Noticias en Colima

#Interesa #Dubái #cocina #colimota #Noticiero #Manzanillo

Noticiero en Colima


A tan solo un mes de haber sido dado a conocer el libro “Mujeres del Fuego, saberes y sabores de Colima”, personas de distintas partes del mundo mostraron gran interés en conocer más de esta gastronomía, recientemente se envió a Dubái el pedido de este recetario, donde se está consolidando un proyecto más grande; donde mujeres de distintas comunidades de Colima comparten sus recetas ancestrales; sumándose a los pedidos de Alemania, Estados Unidos y Francia.

Dio a conocer Liduvina Sandoval, diputada federal del PAN por Colima, quien señaló que con la publicación de este libro se buscó primero, que Colima tenga el lugar que se merece en el mapa de la gastronomía nacional, porque tiene los elementos necesarios para competir con otras cocinas que ya son muy reconocidas como la oaxaqueña o michoacana, también buscamos que las cocineras participantes tengan el reconocimiento que se merecen por la transmisión de conocimientos culinarios, que provienen de muchas generaciones y que en el estado no necesariamente son tan conocidos o tan apreciados; destacó.

“Una de las expectativas que generamos con esta publicación es que sea un libro comercial, cuidamos que esta primera edición tuviera todos los elementos necesarios para convertirlo en un libro atractivo y útil, indispensable para lograr el éxito comercial, cuyas ganancias son distribuidas de manera equitativa entre las cocineras participantes”.

Agregó Sandoval Mendoza, que las cocineras que participaron en este libro pertenecen al colectivo Slow Food International, y uno de los requisitos principales es que las asociaciones nacionales e internacionales que forman parte de él es que hayan publicado al menos un libro, que tengan un respaldo editorial, y eso les serviría en un primer momento para cumplir con ese requisito, para darse a conocer primero a nivel nacional, y que sepan que Colima tiene cocina representativa tradicional; que sus representantes tienen nombre y apellido y que cada una de las cocineras tiene su propio proyecto personal, evidentemente con miras a obtener beneficios económicos, que les permitan mantener a sus familias y sacar adelante sus proyectos.

A estas organizaciones internacionales no puede acceder cualquiera, cada organismo tiene ciertas bases que les permite mantener un estándar de calidad entre las cocinera que participan en ellos, en el caso de Slow Food International, como otros organismos, piden que las mismas cocineras sean también productoras, que siembren sus propios ingredientes, que les permita utilizar alimentos frescos y de temporada, que le añade el beneficio del cuidado del medio ambiente, garantizando el respeto a la naturaleza y el entorno natural en el que se desarrolla cada ingrediente.

 

El libro, un beneficio directo a las cocineras

Generalmente los apoyos que dan los funcionarios públicos son esporádicos y por única vez, como es el caso de la entrega de una silla de ruedas, una despensa, etc., pero la publicación de un libro permite generar un impacto social, es decir, hay un beneficio para las cocineras de manera directa, tanto por el reconocimiento a su labor, por la necesidad de obtener ganancias, pero también hay un beneficio para la sociedad; en virtud de que se recupera y conserva todo ese conocimiento que ellas adquirieron a través de los años y que forman parte de su herencia culinaria, pero que además darlo a conocer y lo comparten para el beneficio de la comunidad; destacó la legisladora.

Este libro no es solo para las cocineras, también para Colima, porque a través de ellas y sus recetas podemos encontrarnos y reconocernos como colimenses, la gastronomía hoy más que nunca es un elemento de identidad de los pueblos, hoy en día todos conocemos las tlayudas e inmediatamente las asociamos con Oaxaca, y eso sucede con Colima, la gente tiene que saber que no solo tenemos la comida de cenaduría, como son los sopitos, el pozole y las enchiladas, también tenemos platillos muy emblemáticos como la pepena, el menguiche, la pepena; que salieron de las cocinas de nuestras abuelas y que las nuevas generaciones desconocen porque han dejado de usarse en algunos hogares, y que también son elementos de identidad como son el Chilayo o el Tatemado.

Todos los funcionarios públicos deberíamos tener un proyecto social que le pudiéramos dejar a la gente, que sea un referente para la posteridad; ese fue uno de mis principales objetivos en un principio, tratar de que no solo haya resultados en el ámbito legislativo, sino también que en el ámbito social y cultural del Estado; creo que el libro es un muy buen resultado para entregarle a los colimenses como parte del trabajo de gestión social que realicé como funcionaria pública; dijo Liduvina Sandoval.

 

Ruta Gastronómica con recorridos por la zona rural

Acompañando la edición del libro se tenía planeado con la creación de una “Ruta Gastronómica” en el Estado para ofrecer a los locales y visitantes, pero la pandemia ha obstaculizado el que se pueda concretar, y aunque cada cocinera tiene un proyecto específico personal, algunas de ellas tienen el objetivo de instalar en el futuro inmediato algunas cocinas en sus domicilios.

Algunas de ellas producen lo que venden en sus cocinas, es decir, producen huevo orgánico, sus gallinas son alimentadas orgánicamente, tienen sembradíos donde producen elotes, calabazas, cacahuates, manzanas, jamaica, duraznos, jitomates, etc., cada una tiene un proyecto personal para sacar adelante a sus familias, porque en su mayoría son cabeza de familia; y evidentemente el libro les ha traído un beneficio económico, que les permita impulsar sus proyectos personales.

Pero en conjunto, lo que se tiene proyectado es crear una ruta gastronómica con altos estándares de calidad, es decir, no está peleado el que sean espacios rústicos o el patio de su propia casa, con que estén limpios y ordenados, que la gente tenga la certeza de que está consumiendo un producto nutritivo, higiénico y de calidad, elaborados con los ingredientes más frescos; sino que también que se cumplen con todas las normas, en un entorno agradable, sin muchos lujos ni decoración, pero si con todo lo necesario para que puedan comer en un espacio agradable y tranquilo.

 

El libro de cocina, es un regalo para los colimenses

Pensamos en la publicación del libro “Mujeres del Fuego, saberes y sabores de Colima”, como un regalo para los y las colimenses, sin embargo, nos hemos encontrado con este proyecto ha trascendido fronteras y nos ha sorprendido mucho la rapidez con la que está siendo acogido, apenas habíamos iniciado la preventa cuando recibimos los primeros pedidos de Alemania y de Francia y eso nos alegró mucho; conforme han pasado los días, se ha dado a conocer en otros foros y el libro ha tenido mayor aceptación, por eso es que están interesados en otros países, a pesar de que tenemos la limitante de poder salir a hacerle la promoción completa.

Tenemos la propuesta de viajar a California para darlo a conocer, donde hay un nutrido grupo de migrantes colimenses, sabemos que la cocina es una de las cosas que más extrañas cuando vives fuera del país, y lo que queremos es llevar el verdadero sabor colimense hasta donde ellos están, estamos esperando que los semáforos epidemiológicos cambien y que nos permitan salir a mostrar lo que Colima tiene gastronómicamente hablando.

Inicialmente habíamos pensado en el mercado estadounidense, porque es el país que tiene el número más grande de mexicanos y colimenses viviendo allá, pero nos hemos dado cuenta que no solo a los colimenses les interesa conocer más de su gastronomía, como es el caso de los pedidos que se enviaron a Francia, Alemania y ahora a Dubái.

Por eso, pensando en un mercado internacional, pensamos en un producto de calidad, cuidamos mucho la parte visual, con gráficas muy ilustrativas, también se cuidó mucho la parte de la elaboración de las recetas, fue impreso no con la típica receta de la abuelita, sino que la instrucción fue transformada en medidas precisas y específicas de cada uno de los ingredientes, para que se pueda reproducir, independientemente de si estas viviendo en España o eres alemán y quieres comer un platillo típico colimense, por eso ha sido bien acogido por los círculos que se dedican a la investigación gastronómica y por los chefs de los colectivos, de quienes hemos recibido excelentes y emotivas críticas; finalizó diciendo Liduvina Sandoval.

Fuente

Diarios de Colima